Aunque su nombre ya se encuentre oficializado, se le conocía como “pastor canadiense”, “pastor blanco”, “pastor americano” o “pastor alemán blanco”. Es un perro de talla mediana, puede llegar a medir entre 60 y 65 cm en los machos y entre 55 y 61 en las hembras, y sus ojos suelen ser pardos o pardo oscuro.

El carácter de este peculiar perro es generalmente alegre, sereno, inteligente, vigilante y muy amistoso. Son muy atentos con su amo y con su familia, les encanta realizar trabajos para ellos, no les gusta verse excluidos y son bastante afectuosos.

Son perros que se llevan muy bien con los niños y con otros animales. Suelen ser un poco distantes y cautelosos con los que son poco familiares para él. Como son muy enérgicos, inteligentes, atentos y les gusta trabajar para su amo, resultan ser unos perros fáciles de adiestrar.